Este 26 de febrero, Miércoles de Ceniza inicia el tiempo de Cuaresma y el Papa Francisco en su mensaje para este año nos propone cuatro puntos de reflexión: El Misterio Pascual, fundamento de la conversión; la urgencia de conversión; la apasionad voluntad de Dios de dialogar con sus hijos; y una riqueza para compartir, no para acumular sólo para sí mismo, con el fin de «prepararnos a celebrar con el corazón renovado por el gran Misterio de la muerte y resurrección de Jesús, fundamento de la vida cristiana personal y comunitaria. Debemos volver continuamente a este Misterio, con la mente y con el corazón»:

«Convirtámonos a un diálogo abierto y sincero con el Señor»

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *